Bajo un refugio: arqueología en las cavernas de Rurópolis, en la Amazonia, Brasil

Pintura rupestre en la caverna 110

Foto por Vinicius Honorato

BY POSTED IN All Projects, Amazon

La composición geológica y la geomorfología de la Amazonía no son favorables para la formación de abrigos o cuevas rocosas.

l cratón amazónico está formado mayormente por rocas metamórficas arqueanas  y graníticas, mientras que la cuenca del Amazonas está hecha de roca sedimentaria. Esto significa que las formaciones no-carbonáticas son las más comunes, y estas son menos susceptibles a los procesos geomorfológicos necesarios para la formación de cuevas. Por ejemplo, rocas como la caliza o tiza tienden a desarrollar cavidades durante el proceso descomposición. Por el contrario, formaciones no-carbonaticas crean paisajes donde las cuevas y abrigos son poco frecuentes. 

Una excepción a esta regla general está en el municipio de Rurópolis, en el estado de Pará, donde hay 56 cuevas registradas. De estas, 55 son de arenisca (una roca no-carbonática). La otra, llamada Caverna Paraíso, se conoce como la cueva más impresionante y la única hecha de caliza en el Amazonas. También me interesa la Caverna das Mãos (‘Cueva de las manos’), donde hay pinturas en una zona oscura a 350 metros de la entrada. Pinturas en zonas oscuras ocurren muy poco, convirtiendo a Rurópolis en una zona única para este tipo de investigación.  

Grabado en roca y pintura en cueva 110. Foto por Vinicius Honorato.

Grabado en roca y pintura en cueva 110. Foto por Vinicius Honorato.

En el 2014, me hice miembro del equipo que trabajaba en el proyecto: ‘Arte rupestre y Contexto Arqueológico en las Cuevas de Rurópolis, Pará’, coordinado por la arqueóloga Edith Pereira (Museu Paraense Emílio Goeldi) y patrocinado por el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico de Brasil (CNPq). Excavamos en la Cueva 110, que contiene pinturas y grabados rupestres. Esta ha sido la única labor arqueológica llevada a cabo en las cuevas de Rurópolis hasta el día de hoy. Cinco fechas de datación por radiocarbono obtenidas en esta cueva señalan eventos de fuego que ocurrieron hace entre 8,100 y 6,800 años. No se descubrieron ningunos artefactos arqueológicos en el área excavada, pero el carbón en las capas más tempranas puede indicar presencia humana en la cueva. Hemos sugerido tentativamente que la cueva tenía un uso relacionado a actividades rituales. No podemos asociar con certeza el arte rupestre de estas cuevas con ninguna de las fechas, pero sabemos que las pinturas tienen por lo menos 2,220 años, ya que el carbón que se encontró en esta capa cubría parte de las pinturas.  

Durante este proyecto regresaremos a Rurópolis para continuar con los estudios y excavaciones en la cueva. El objetivo es presentar el potencial arqueológico del área con más precisión y explorar los asuntos ya mencionados. Después de una evaluación inicial, recopilaremos muestras de la superficie y de un pozo de excavación de 1x1m. Esto permitirá recopilar cultura material y carbón para que podamos expandir nuestro conocimiento cultural y cronológico del área.