Chile, prácticas coloniales de ayer y de hoy

De la serie «New Landscape» Nosotros nunca encajaremos. Imagen de Nicolas Grum 2019-20

BY Nicolas Grum, POSTED IN All Projects, Collections

"Al mostrar elementos antiguos junto a las versiones desarrolladas en el Museo quiero expandir los puntos de vista que existen sobre conservación, historia y patrimonio." - Nicolás Grum

Siempre han llamado mi atención las grandes colecciones de los museos europeos. Éstas, no solo representan una oportunidad única para conocer objetos importantes de nuestra cultura latinoamericana, sino también para entender la manera en que estas colecciones fueron formadas y la compleja relación entre las Américas y Europa desde la época colonial hasta hoy en día.

 

Cabe señalar que una gran cantidad de objetos arqueológicos de Latinoamérica se encuentra en las colecciones de museos europeos. Este hecho representa una nueva forma de colonialismo, donde los elementos de una cultura tienen que estudiarse a través de las instituciones de otra. Muchas veces es necesario viajar a Europa para hacer una investigación sobre culturas latinoamericanas.

OBJETOS PERDIDOS 

Las visitas al depósito del museo son para completar tres objetivos específicos:

1- Hacer bocetos de algunos elementos replicando la práctica de los primeros exploradores que dibujaban herramientas, personas y paisajes durante sus expediciones. La idea no es simplemente trazar el elemento, sino incluir sus alrededores. Así, estos bocetos sitúan el elemento en su nuevo ambiente: entre anaqueles, con códigos y en cajas.

2- Observar, medir y registrar los elementos seleccionados para crear una serie de reproducciones de tamaño real. La intención no es crear una copia exacta del original, sino una versión que ofrezca una narrativa alternativa. Estas piezas se harán con materiales que provienen de Europa, haciendo así, el viaje en sentido inverso. Si bien aún no estoy seguro de los materiales, consistirán en elementos que tradicionalmente se exportan de Europa hacia las Américas, como libros, revistas, artículos cotidianos y ropa. La idea es crear una serie de objetos que representen simbólicamente los que se encuentran en el Museo, estas nuevas versiones serán devueltas a las Américas con el fin de reestablecer el balance perdido.

3- Analizar con detenimiento una selección de dibujos que representan paisajes y p El propósito de este trabajo es articular un imaginario disidente. Estas piezas pretenden formaran parte de la colección del Museo Chileno de Arte Precolombino en Santiago y el Museo Antropológico Martín Gusinde en Puerto Williams. Al introducir estos elementos junto a objetos tradicionales de la colección, se busca narrar una historia que muestra la fricción que existe entre ambas culturas. ersonas de la Patagonia, prestando especial atención a cada detalle para distinguir y reconocer los elementos que no son típicos de las Américas y su gente: rasgos físicos, flora y fauna no nativa, entre otros. El objetivo es extraer cualquier elemento extraño de las imágenes para crear un paisaje alternativo que presente una visión distorsionada por el ojo europeo.

 

Este proyecto se enfoca en objetos del extremo sur de las Américas – la Patagonia – que fueron llevados al Museo Británico durante las exploraciones del imperio británico en los siglos XVIII y XIX. Muchos de estos elementos nunca han sido exhibidos en el museo y permanecen almacenados desde entonces.

 

Ya he contactado al Museo de Arte Precolombino de Santiago, quienes están interesados en la idea de arte contemporáneo sobre colecciones arqueológicas y antropológicas.  

CHILE HOY

A partir del 18 de octubre de 2019, en Chile se ha iniciado un fuerte proceso de revuelta social que ha puesto en cuestionamiento buena parte de nuestro sistema económico, político y social. Muchas de las demandas que se escuchan hoy en las calles del país, se relacionan con estructuras del poder actual que evocan fuertemente nuestro pasado colonial: la indiscriminada explotación de la tierra y sus recursos para el beneficio un grupo selecto; la persecución y aniquilamiento de las comunidades indígenas con el fin de adueñarse de sus recursos; y la total indolencia de quien ostenta el poder frente a los justos reclamos de gran parte de la población.

Lo que sucede hoy en Chile, no hace más que revitalizar una larga cadena de abusos, a la que han contribuido las grandes colecciones museales del mundo. Cada vez que veo zarpar desde las costas de Chile un buque de carga lleno de cobre, no puedo evitar pensar en los primeros barcos europeos que recorrieron esas mismas rutas transportando esclavos, recursos naturales u objetos que acabarían dentro de un museo.

La cultura del saqueo nos ha golpeado con fuerza y se sigue replicando en la actualidad a niveles que rozan lo fantástico. Por ejemplo, nuestro país es el único en privatizar el agua. Al pertenecer gran parte del recurso a empresas privadas, no se ofrecen garantías para el consumo humano, el cual corresponde apenas al 8% del consumo total-nacional, el resto está distribuido entre la agricultura (82%), las industrias (7%) y la minería (3%).

Al mirar una canoa Selknam en el depósito del Museo Británico consciente de que en el museo de Puerto Williams no existe ninguna, vuelvo a pensar en el despojo y en la relación que la gente de Latinoamérica establece con la ausencia y el recuerdo, con lo desaparecido, con lo que hemos perdido y buscamos reencontrar.