El Chaco: Historias trasnacionales y locales

BY , , , , , , , , , , , | POSTED IN Sin categoría
© Peer V. Wikimmedia Commons (

El Chaco paraguayo

El Gran Chaco es un bosque seco que se extiende por Paraguay, Argentina, Brasil y Bolivia que está siendo deforestado para la producción de leche y carne a un ritmo alarmante.

Históricamente, el Chaco paraguayo ha sido utilizado por el gobierno para saldar deudas vendiendo tierras a extranjeros. Por ejemplo, luego de la Guerra de Paraguay (1864-1870), que enfrentó a Paraguay con la Triple Alianza de Argentina, Brasil y Uruguay, el gobierno acumuló una deuda nacional e internacional sustancial.

Como resultado, las tierras indígenas en el Chaco fueron apropiadas y vendidas a grupos anglicanos interesados, y se aprovechó la actividad misionera para brindar estabilidad a los compradores de estas tierras, quienes buscaron arrendarlas.

De manera similar, a principios del siglo XX, el gobierno paraguayo vendió más tierras indígenas a los menonitas, llegando el grupo pionero anabaptista desde Canadá en 1927. La región del Chaco Central ahora tiene una de las concentraciones más altas de menonitas étnicos en América Latina.

Las colecciones del Museo Británico

Hay más de 600 piezas de diferentes lugares del Chaco paraguayo en la colección del Museo Británico. Van desde elaborados cinturones de cuentas hasta flechas de caza, calabazas delicadamente grabadas y coloridos tocados de plumas.

Estos fueron acumulados por el misionero anglicano Wilfrid Barbrooke Grubb a principios del siglo XX. Barbrooke Grubb estableció varias estaciones misioneras en todo el Chaco desde el río Paraguay hasta la frontera con Bolivia y fue conocido como el «Pacificador de los indios» por el gobierno paraguayo. Sus libros demuestran sus perspectivas sobre los pueblos indígenas locales que se basaron en ideas de jerarquía racial. 

La mayoría de los artículos provienen de los pueblos enlhet en el norte del Chaco que están tratando de reapropiarse de las tierras que el gobierno paraguayo entregó a los misioneros para continuar con sus prácticas tradicionales de caza y preservar su forma de vida.

Hannes Kalisch, who is a member of the Enlhet community, is doing research on the British Museums collections so as to visibilise the Enlhet language and culture within Paraguay.

 

Image of a Headdress that belongs to the British Museum collection.

Headdress ©Trustees of the British Museum

Gourd vessel ©Trustees of the British Museum

Gourd vessel ©Trustees of the British Museum

Explora parte de la colección del Museo Británico que proviene del Chaco paraguayo.

Artistas contemporáneos responden

El Centro invitó a dos artistas indígenas, Osvaldo Pitoë (guaraní) y Jorge Carema (Nivacle), quienes son fundadores de un colectivo de ilustradores indígenas autodidactas que han acuñado un estilo único con lápiz y papel. Se les ha invitado a crear respuestas artísticas a la colección del Museo Británico.

Muchos integrantes del colectivo también realizan trabajos mal remunerados en hospitales y escuelas menonitas y, por lo tanto, solo han podido dedicarse a tiempo parcial a este proyecto.

Además, invitamos a la artista y grabadora Miriam Rudolph, quien se crió en la comunidad menonita en el Chaco paraguayo, pero que ahora tiene su sede en Winnipeg (Canadá) y es crítica con la ocupación menonita de las tierras indígenas.

Rudolph ha decidido no crear una respuesta a las colecciones ya que no es de una comunidad descendiente, sino una reflexión sobre las incursiones coloniales en tierras indígenas y el papel de la comunidad menonita en el desposeimiento de las comunidades indígenas de hoy.

Además de estos artistas, el Centro consideró importante invitar a descendientes directos de la comunidad de Enhlet, como el diseñador y fotógrafo Lanto’oy Unruh. A través de su fotografía, él está tratando de documentar las tradiciones y cosmovisiones de su comunidad que se están perdiendo, y a la vez está intentando mostrar su belleza más allá del Chaco.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© Enlhet kelyepsetma akvomlha sésamo (Employee, sesame kilos annotator) by Lanto’oy’ Unruh

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© Seema’ akyaskama alaahak ayenmelhma COVID-19 (The Grandma comes to vaccinate against COVID-19) by Lanto’oy’ Unruh

Adaptation to the COVID-19 pandemic

Due to the COVID-19 pandemic, this project has been adapted to a digital format and to facilitate their artistic production in their own territorial context while establishing transnational relationships. Although working online has become ubiquitous within the global north, it is not as widely accessible elsewhere in the world.

For example, Pitoë and Carema both live about 30km from their nearest internet access, which is through an intermediary. Sending images from the collection back and forth, this group of artists and researchers are currently undergoing their artistic and research work.